No hay dilema frente a la tiranía

1

La tesis colaboracionista de sacar a la tiranía chavista con votos, a veces toma formas insospechadas y aparentemente inocuas. Una de ellas es la manida frase que comienza diciendo: “El dilema no es votar o no votar”, para luego dejar escurrir entre las grietas de la falacia las supuestas razones no solo para votar, sino además hacerlo por el candidato oficialista Henri Falcón.

El objetivo real de estas falacias es sembrar con sinuosidad la duda en los venezolanos. Grupos que propagan esta campaña dicen sin rubor: “Es que si todos votamos, ganamos”. No dicen que tenemos diecinueve años votando. No hablan del fraude político y electoral continuado desde 1999. Nada dicen del control que tiene el régimen sobre el proceso electoral y sus inauditables resultados.

Cuando la realidad incontrastable les muestra los huecos de su narrativa, prefieren renegar de la evidencia e insistir, con puro voluntarismo e inspiración metafísica: “Es que si todos votamos, ganamos”. Por supuesto, ganan ellos, cuya apuesta es convertirse en la oposición oficialista, la única tolerada por la tiranía. Incluso, gana el régimen, que necesita mostrar colas de electores en los centros de votación para hacer potable la estafa electoral.

Millones de venezolanos que padecen el infierno chavista ni siquiera se plantean esta lucha como un dilema. Es que para ellos no hay dilema. Solo hay una opción y es luchar, sostenida y progresivamente, antes, durante y después del 20 de mayo, hasta derrocar a la tiranía.

Compartir
Humberto González Briceño
Abogado, Maestría en Negociación y Conflicto de California State University, Autor y Articulista, miembro del MCRC Venezuela.

1
Dejar una respuesta

avatar
2000
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
marggi Recent comment authors
  Suscripción  
mas nuevo mas antiguo mas votado
Notificar de
marggi
marggi

Tan equivocado @FernandoMiresOl,como mi querido Repúblico HGonzalez.Los millones d vzlanos q no se plantean el dilema d votar,tampoco han elegido luchar para derrocar al cucuteño y su gobierno hamponil.Simplemente han emigrado, o se han adaptado a la precariedad d la vida en revolución y oran y oran pq dl cielo llegue la solución.En tuiter se registra esa devoción religiosa,q habla por sí sola d la desesperanza ,resignación y apaciguamiento dl “bravo”pueblo.