PROPUESTA

PROPUESTA FUNDACIONAL DEL MCRC VENEZUELA(*)

IDEARIO

I. Porque los seres humanos no nacen iguales en capacidad física y mental, ni en condición social, la Sociedad y el Estado deben garantizar la igualdad de derechos y de oportunidades.

II. Porque existe un imperativo moral en todas las conciencias, es condenable el oportunismo personal, social y político.

III. Porque los individuos no pueden desarrollar sus vocaciones ni sus acciones fuera del contexto social, la lealtad es fundamento de todas las virtudes personales y sociales.

IV. Porque los venezolanos padecen temores derivados de su tradicional educación en el Estado autoritario, sólo la valentía personal puede crear la fortaleza de la sociedad civil frente al Estado.

V. Porque durante siglos se ha sacrificado y despreciado la inteligencia y el espíritu creador, apartándolos de los centros de enseñanza, del Estado y de los Partidos, esas facultades individuales han de organizarse para tener presencia activa en la sociedad civil.

VI. Porque la decencia constituye el decoro de la civilización, la sociedad civil debe civilizar a los Partidos y Sindicatos, sacándolos del Estado.

VII. Porque entre el Estado de Partidos y la sociedad civil no existe una sociedad política intermedia, la parte más civilizada de aquella debe orientar la formación de ésta, sin el concurso del Estado.

VIII. Porque la política afecta al universo de gobernados, si el lenguaje de políticos y medios comunicativos no es directo, correcto y expresivo del sentido común, disimula una falsedad o esconde un fraude.

IX. Porque no son legítimas las razones ocultas del poder político, siempre será ilegitima la razón de Estado.

X. Porque a la razón de gobierno sólo la legitima la libertad política de los que eligen el poder ejecutivo del Estado, son ilegítimos, aunque sean legales, todos los gobiernos que no son elegidos directamente por los gobernados y no pueden ser revocados por éstos.

XI. Porque la razón de la ley está en la prudencia de legisladores independientes, elegidos por los que han de obedecerlas, no son respetables, aunque se acaten, las leyes emanadas de Parlamentos dependientes del Gobierno.

XII. Porque la razón de la justicia legal está en el saber experto de una judicatura independiente del gobierno y del parlamento, no pueden ser justas ni dignas las resoluciones de una organización judicial dependiente de ambos poderes.

XIII. Porque la razón del elegido está en el mandato unipersonal, imperativo y revocable del elector, es fraudulento el sistema proporcional de listas, que sólo representa a los jefes de partido.

XIV. Porque los medios de comunicación forman la opinión publica, no puede ser imparcial ni veraz la información controlada por un oligopolio de poderes económicos.

XV. Porque la corrupción es inherente a la no separación de los poderes estatales, sólo la puede evitar, con su separación, el recelo y la desconfianza entre sus respectivas ambiciones.

XVI. Porque la República presidencialista de Partidos carece de autoridad para garantizar la unidad de la conciencia venezolana, y ha sido foco de golpes de Estado y corrupciones, debe ser sustituida por una República Constitucional, que separe los poderes del Estado, represente a la sociedad civil y asiente el natural patriotismo en la forma presidencial de Gobierno.

XVII. Porque la única razón de la obediencia política reside en el libre consentimiento de los gobernados, éstos conservan su derecho a la desobediencia civil y resistencia pasiva, sin acudir a la violencia, frente a todo gobierno que abuse del poder o se corrompa.

XVIII. Porque el sistema de poder de las naciones americanas, no es democrático, los venezolanos están obligados a innovar su cultura política para llegar a la democracia como regla formal del juego político.

XIX. Por lealtad a la sociedad civil, los Partidos Políticos, Sindicatos y Organizaciones No Gubernamentales no pueden ser financiados por el Estado; y por lealtad a la conciencia personal de los integrantes de este Movimiento de Ciudadanos, el MCRC no se transformará en partido político, y se disolverá tan pronto como su acción se agote con el referéndum que ratifique la Constitución nueva democrática de la República de Venezuela.

 

CONSIDERACIONES HISTÓRICAS

La Constitución de 1961 consagró el sistema de estado de partidos como resultado del pacto de Punto Fijo.

El estado de partidos degeneró en una oligarquía de partidos con los vicios propios de un estado clientelar dependiente de la renta petrolera.

La Constitución de 1999 profundizó en los errores de la de 1961 y estableció un sistema de oligarquía de partido único

Ambas Constituciones privilegian el estado de partidos que secuestra la voluntad de los ciudadanos

En ambas Constituciones se establece la división de funciones del estado más no la separación absoluta de poderes necesaria para que haya una verdadera democracia.

El estado chavista de 1999 resume lo peor del sistema anterior y con su sectarismo y dictadura de partido único conduce la república al colapso.

 

PROGRAMA

1. Una verdadera democracia formal con separación absoluta de poderes.

2. Desideologizar la Constitución. La Constitución sólo debe definir las reglas del juego político y no puede ser una lista interminable de derechos y deberes.

3. Elección directa de representantes y no a través de partidos

4. No apoyar ninguna forma de legitimación del actual régimen de oligarquía de partidos.

5. Promover un periodo de libertad Constituyente que cambie la Constitución y consagre los principios de la democracia formal, con libertad política colectiva en un estado republicano con separación absoluta de poderes públicos.

 

ORGANIZACIÓN

El MCRC Venezuela es un movimiento político, no un partido, que lucha por la libertad política colectiva en Venezuela.

El MCRC esta abierto a la participación de civiles y militares en su seno.

El MCRC no postulará candidatos a la presidencia de la república ni a la Asamblea Nacional.

Cuando las condiciones lo permitan el MCRC participará activamente en un verdadero y genuino proceso Constituyente y apoyará candidatos a la Asamblea Constituyente comprometidos con la libertad política colectiva.

El MCRC no tendrá la rigidez organizativa ni la disciplina de un partido político.

Para ser miembro del MCRC solo basta apoyar, defender y promover  públicamente sus principios y programa tal como se propone en este documento.

El MCRC tendrá una forma organizativa flexible y adaptada a las necesidades específicas de cada comunidad para cumplir con su misión.

EL MCRC Venezuela coordinará en forma federativa con todos los MCRC que se organicen dentro o fuera del pais, en cada comunidad o sector social.

Cada MCRC tendrá plena autonomía para la gestión de sus actividades en la medida en que su acción este sujeta al programa y objetivos del MCRC Venezuela.

 

ESTRATEGIA

Organizar el tercio laocrático en la sociedad civil y militar para impulsar el proceso de libertad Constituyente.

Promover la abstención electoral como una forma de lucha activa para deslegitimar la oligarquía de partidos en Venezuela

Rechazar y combatir  cualquier  iniciativa que legitime el actual estado de partidos.

Desconocer totalmente el sistema de oligarquía de partidos establecidos en las Constituciones de 1961 y 1999.

Promover la huelga general política para derrocar la dictadura.

(*) Documento para la consideración de actuales y futuros miembros del MCRC Venezuela en su fase fundacional.